La Enfermedad

Epidemiología de la ileítis


Epidemiología de la ileítis

No se sabe mucho sobre la epidemiología de la L. Intracellularis.

Estas son las razones:

La Ileítis o enteropatía proliferativa porcina (EPP) está muy extendida en granjas trabajando bajo diferentes sistemas de producción (30-93% de las granjas están infectadas) y en todas las partes del mundo (1,2,3,4,5). Los estudios serológicos han demostrado que la prevalencia de explotaciones positivas frente a Lawsonia intracellularis va del 60 al 90% en diferentes países (6). Se estimó que el impacto económico de la Ileítis en la industria porcina es muy alto, con valores que oscilan entre los $20/cerda/año en Australia (7) y los $20 millones anuales en los Estados Unidos (8).

A pesar de su importancia, todavía no sabemos mucho sobre la epidemiología de L. intracellularis, especialmente con respecto a las fuentes de infección, la resistencia de las bacterias en el medio ambiente y posibles vectores biológicos que podrían propagar la infección entre las granjas. Como ejemplo, a pesar de que hubo algunos intentos exitosos para erradicar la enfermedad por parte de veterinarios daneses, en cada caso se produjo una re- contaminación de la granja en un plazo de 12 a 24 meses. Nuestra intención es discutir algunos aspectos relacionados con lo que se sabe sobre la epidemiología de la ileítis.

La enfermedad


No se sabe mucho sobre la epidemiología de la L. Intracellularis.

L. Intracellularis tiene mecanismos infecciosos específicos y generalmente se presenta durante la fase de engorde del cerdo.

Los cuadros clínicos de la ileítis son distintos de acuerdo a la forma en la que se presenta la enfermedad: aguda, clínica o subclínica.

El diagnóstico de la ileítis implica considerar cuatro factores importantes.

Los primeros brotes de la enfermedad deben ser tratados al instante para no tener pérdidas económicas considerables.

La mejor forma de prevención depende de las características específicas de cada granja.

Los estudios demuestran que casi todas las poblaciones de cerdos son propensas a la presencia de Lawsonia Intracellularis.

La prohibición del uso de antibióticos como promotores de crecimiento ha traído como consecuencia cambios en cómo tratar las enfermedades de los cerdos.

El impacto económico de esta enfermedad se produce por las pérdidas de productividad que ésta conlleva.