La Enfermedad

Patogenia de la ileítis


Patogenia de la ileítis

L. Intracellularistiene mecanismos infecciosos específicos y generalmente se presenta durante la fase de engorde del cerdo.

Conoce los factores de virulencia.

Como bacteria intracelular obligada, Lawsonia intracellularis tiene mecanismos específicos de infección y propagación en el huésped. La vía oral es la vía de infección y los cerdos de diferentes edades sin exposición previa son susceptibles. Sin embargo, la infección generalmente se observa en la fase tardía de la transición y en las fases de crecimiento y cebo.

Esporádicamente, adultos jóvenes (animales de reemplazo) desarrollan una forma hemorrágica aguda de la enfermedad. No hay una explicación definitiva de por qué algunos animales desarrollan esta forma aguda de la patología.

La dosis infectiva es de alrededor de 103 microorganismos (Collins et al, 2001) y la microbiota intestinal es esencial para el desarrollo de la enfermedad, ya que los cerdos gnotobióticos no son infectados cuando se inoculan con cultivo puro de L. intracellularis (McOrist et al, 1993). Se han realizado estudios que usan infección dual con PCV2 o Salmonella sp (Opriessnig et al, 2011; Borewicz et al, 2015) asociados con L. intracellularis en cerdos comerciales, pero no se demostró un efecto sinérgico evidente.

La enfermedad


No se sabe mucho sobre la epidemiología de la L. Intracellularis.

No se sabe mucho sobre la epidemiología de la L. Intracellularis.

Los cuadros clínicos de la ileítis son distintos de acuerdo a la forma en la que se presenta la enfermedad: aguda, clínica o subclínica.

El diagnóstico de la ileítis implica considerar cuatro factores importantes.

Los primeros brotes de la enfermedad deben ser tratados al instante para no tener pérdidas económicas considerables.

La mejor forma de prevención depende de las características específicas de cada granja.

Los estudios demuestran que casi todas las poblaciones de cerdos son propensas a la presencia de Lawsonia Intracellularis.

La prohibición del uso de antibióticos como promotores de crecimiento ha traído como consecuencia cambios en cómo tratar las enfermedades de los cerdos.

El impacto económico de esta enfermedad se produce por las pérdidas de productividad que ésta conlleva.